13 de diciembre de 2013

¿Nos plantamos?



Hoy os lanzamos una propuesta para este fin de semana, más allá de las aglomeraciones pre-navideñas.


El sábado se presenta en El Ranchito (Matadero Madrid) el proyecto “Nos plantamos” que el colectivo PEC (Puesto en Construcción) viene desarrollando desde hace unos meses estimulándonos para poner verde sobre gris en nuestras ciudades ¿No echáis de menos que las zonas verdes sean más productivas? Siempre me ha llamado la atención que se empleen tantos recursos teniendo en cuenta únicamente el valor estético de las plantas ¿Y si vamos más allá? ¿Por qué no plantar frutales, verduras, hortalizas o aromáticas?



“Nos plantamos” es un proceso que busca incidir en la relación que tenemos con las plantas en la ciudad. El acceso de las personas al “verde” no es una tarea exclusiva de planificadores urbanísticos. En el paisaje urbano, muchas acciones de los vecinos verdifican nuestra vida a escala doméstica (balcones, terrazas), común (patios, huertos compartidos) y pública (recuperación de solares abandonados).



El proyecto se plantea catalogar y difundir buenas prácticas en relación a la agricultura y jardinería desarrolladas de manera autogestionada, el diseño y desarrollo de prototipos de agricultura urbana que permitan la obtención de alimentos, mejoras climáticas en los edificios y mejoras en la calidad del aire urbano.



Podréis curiosear más sobre el proyecto y conocer algunos de los prototipos que tienen en marcha y que, por cierto, están abiertos a la participación.



¿Cuándo? Sábado 14 de diciembre de 2013 de 11 a 20 h.



¿Dónde? En el Matadero Madrid (Paseo de la Chopera, 14), Nave 16.



El proyecto podrá verse hasta el 8 de enero.

13 de noviembre de 2013

Prestige, 11 años después

2002 Oia (Pontevedra) Vertido del Prestige. Foto: CC (by) manuelc2005





11 años después de la mayor catástrofe ecológica ocurrida en España la Audiencia Provincial de La Coruña ha dictado hoy sentencia sobre la catástrofe del "Prestige". La mayor causa instruida hasta ahora por delito medioambiental condena simplemente a 9 meses de prisión por un delito de desobediencia grave al capitán del barco, Apostolos Mangouras. Así se cierra la causa penal, pero se espera un aluvión de demandas civilies. Y es que, 11 años, más de 70.000 toneladas de residuos de hidrocarburos, una factura de más de 4.000 millones de euros por los daños provocados que aún no se sabe quién pagará y unos 2.000 km de costa que hubo que limpiar y recuperar después, ya es hora de que alguien empiece a asumir responsabilidades. Claro, que primero habría que aclarar quién es ese alguien, porque me da que va más allá del jefe de máquinas, el capitán del buque y el director de la Marina Mercante por aquél entonces.

Recuerdo que cuando ocurrió el vertido, hacía apenas un mes que mis compañeros y yo habíamos empezado a estudiar en la universidad. Aún no sabíamos de delitos ambientales, descontaminación de suelos, gestión de residuos, botánica, geología o ecología. Simplemente teníamos los conocimientos básicos en biología, matemáticas, química o física que nos iban a permitir comenzar a aprender y cuidar algo que nos apasionaba y del que ninguno de nosotros nos podemos desentender, el medio ambiente. En tiempo récord se organizaron desde la facultad autobuses y autobuses de voluntarios rumbo a Galicia para ayudar en las tareas de limpieza del chapapote. Tal fue la respuesta que no hubo sitio para todos. Pero esa labor, rápida y desinteresada fue fundamental. Las calles de todas las ciudades se llenaron de manifestantes exigiendo medidas para que catástrofes así no se volvieran a repetir, surgió el movimiento "Nunca Mais".

Quizá haya que darle una vuelta a todo, a la legislación que regula el transporte marítimo (tema farragoso), a los combustibles que transportan esos buques, a los propios buques, a cuidar nuestro entorno, que en este caso, afortunadamente, se recuperó con fuerza; a recuperar el sentido de la responsabilidad...


7 de octubre de 2013

Chiringuito ¿Responsable?



Cuando mi capacidad de asombro al leer la prensa me parece que ha llegado ya a niveles mínimos, siempre hay algo que consigue volver a sorprenderme. Ayer El País publicaba "Cañete premia un chiringuito denunciado por el SEPRONA" ¡¿Cómo?! Leí el artículo sin dejar de salir de mi asombro por la forma chapucera en que parece que siguen funcionando ciertos trámites en este país. 

Resulta que lo que era un chiringuito temporal, una carpa que se montaba y desmontaba según la temporada en la playa de Matalascañas (Huelva) se ha convertido en un edificio de hormigón de tres plantas a unos 20 metros de la orilla (zona de dominio público marítimo terrestre) construido previamente a la obtención de la licencia municipal de obras y de la concesión para la ocupación del terreno (que ya han sido concedidas). Aún así, como bien dice el titular, el chiringuito ha sido premiado con 4.000 euros y ha sido reconocido como "Chiringuito Responsable" por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El reconocimiento como "Chiringuito Responsable" supone el cumplimiento de un decálogo de buenas prácticas que incluye:
  • Gestión de los recursos. Energía, agua y consumo de productos.
  • Gestión de la contaminación y los residuos.
  • Gestión del espacio ocupado.
  • Educación y sensibilización ambiental.
  • Responsabilidad empresarial.


Reconozco que la obtención de licencias puede ser larga y farragosa, y quizá en este chiringuitos o en muchos otros tengan una política ambiental definida, se preocupen por la separación de residuos o hayan prestado atención a la eficiencia energética al construir. Pero hay que ser coherentes, y construir un edificio de 3 plantas en plena playa sin los correspondientes permisos no me parece ni coherente, ni responsable, ni ejemplo de gestión del espacio ocupado, me parece una chapuza.


5 de septiembre de 2013

La Fashion´s Night Out 2013 se vuelve slow

El próximo jueves 12 de septiembre se celebra en Madrid la quinta edición de la Vogue Fashion´s Night Out, que muchos de vosotros ya conoceréis. Pero esa noche hay otra cita. De entrada puede que moda y sostenibilidad no sean conceptos que os casen, pero con el tiempo he ido conociendo que hay otras maneras de hacer ropa, que no todas las colecciones son efímeras, sino que las hay atemporales y de calidad, con tejidos y tintes naturales, sin químicos, de diseño cuidado y con un precio justo que hace posible que las personas que trabajan a lo largo de todo el proceso cobren un salario digno y trabajen en condiciones seguras. Para mostrárnoslo, Slow Fashion Spain y el Espacio Malmö han organizado esa misma noche la Slowfashion´s Open Night. Una noche de puertas abiertas en la que podréis conocer una selección de marcas de ropa, calzado y cosmética slow de la mano de sus creadores. Algunos de ellos tienen su taller en pleno centro de Madrid, como Oriol de SenseNu ¡Moda local, de calidad, ética y estética a un paseo! 



Mientras conocéis todos los esfuerzos que se están poniendo para ofrecer una forma de consumo alternativa, podréis disfrutar de una deep house session y una degustación de un delicioso cava procedente de agricultura ecológica que ofrecerá Catas de Vino a Domicilio, referente en Madrid especializado en catas de vinos ecológicos.

¡Estáis invitados!


  • ¿Cuándo? jueves 12 de septiembre de 20:00 a 24:00
  • ¿Dónde? C/ Hernán Cortés, 14